Ruta del Rio Tajo 1993

Ampliar fotografías
      …Tras una primera ronda de conversaciones al filo ya de las únicas y definitivas fechas disponibles, se celebró en el lugar de costumbre, es decir, la terraza del "Racimo de Oro" en la Plaza de España, una reunión previa para intentar aglutinar al grupo. Se llegó al compromiso de la salida para los días del siguiente fin de semana. La ruta que¬dó perfilada para Toledo y Chinchón como lugares de final de etapa y... Todo lo demás quedaba pendiente de la improvisación o la última hora de cada cual…

      …Nada más comprobar que ya estábamos todos, Reguillo, con su habitual cordura, lanzó el primer demarraje al grito de: "¡Meta volante en Villafranca!" Los demás emprendimos la marcha sin otros aspavientos que la preocupación de Justo por el des¬centrado de su rueda que no soportaba adecuadamente el cerrojo con el transportín y le rozaba con la parte baja de la horquilla…

      …La sorpresa fue escuchar unos gritos, como bramidos, y hasta golpes en la chapa del lateral del coche que llevaba abierta la ventanilla. Dichos golpes procedían de un exaltado que no era sino un miembro de la Guardia Civil que nos con¬minaba a mantener la fila india, aunque por sus gritos y aspavientos sólo le faltó sacar una pierna y empujarnos hacia dentro para que el proceso fuera más rápido…

      …Las cuestas de la llegada fueron un placer añadido a las siempre impresionantes imágenes de una de las ciudades más bellas del mundo, cuya contemplación repetida es siempre placentera. Desde la Puerta de Bisagra iniciamos la muy dura subida hasta la Plaza de Zocodover a pie, y una vez allí, decidimos anular la reserva de hostal para buscar otro céntrico…

      …Reguillo no se contuvo y ante la amenaza de Juan Garrido de seguir contemplando monumentos pétreos, lanzó el grito de que él lo que quería ya era ver tías. Con este propósito, aceptado sin discusión por los demás, retornamos a Zocodover donde una de las pairetas o bancadas de la plaza nos brindó asiento desde el que poder contemplar todo el bullicio humano que se produce en un lugar tan pintoresco y agraciado como es el de la mencionada plaza. Y mozas vimos de todos los tipos y texturas…

      …Rodeando nuevamente los parajes de salida de la ciudad y su bellísima vista del río Tajo y sus puentes, iniciamos el camino hacia Aranjuez pasando por Mocejón y Villaseca de la Sagra. A lo largo del recorrido el río nos ofrecía su verde masa de agua y su vegetación, tan olvidados en nuestra zona y sus devastados ríos. Con el Tajo como compañero y numerosas acequias ofreciendo su borboteo y esa sonoridad de abundancia que tanto le gusta a Regui, fuimos llegando por una buena y poco transitada carretera hasta la ciudad de los jardines…

      …Sobre la una y media de la tarde y tras reparar el único pinchazo de la salida en la bici de Juan Antonio, buscamos hotel y tu¬vimos nuevamente suerte pues conseguimos habitaciones en el mismísimo centro de la población a veinte metros de su pintoresca plaza convertida durante unos me¬ses en plaza de toros…

      …En la iglesia parroquial contemplamos un cuadro de Goya situado en el centro del retablo del altar mayor. A pocos metros del templo se sitúa una torre que soporta diversas leyendas del pasado de la población. Otro de los monumentos típicos es el castillo, pero se encuentra en estado ruinoso y no nos mereció la pena acercarnos. Cenamos de nuevo en Quiñones y rompiendo moldes saboreamos de nuevo los caracoles, chorizos, morcillas, etc.,…

      …La cantante cumplió su promesa y nos dedicó una canción y nosotros compartimos los movimientos con tres jóvenes que se situaron próximas. Resultó que una de ellas era la mujer del cantante que también intervenía en el grupo, lo que advirtió a Juan Garrido para que no se hiciese ningún tipo de ilusiones…

      …Cansados del ajetreo, decidimos regresar al hotel y dormir, no sin antes recibir por parte de Pedro El Joven, en el mismísimo albero de la plaza, unas notas taurinas de salón sobre la ejecución de "naturales" y algunos otros lances toreros…

      …Hubo unanimidad en la decisión y tras tomar un café, nos dirigimos hacia Colmenar de Oreja, distante 5 kms. De Chinchón, en donde encontramos un restaurante que nos proporcionó las reservas calóricas que necesitábamos: zumos, miel, tostadas, mantequilla, jamón, etc.,…

      …La carretera de Villatobas hasta Lillo estaba muy áspera pero sin apenas tráfico, tan sólo algunos vehículos lujosos de cazadores que salían o entraban de las fincas de los alrededores. Entre Lillo y Villacañas la carretera estaba en muy buenas condiciones, estrecha pero nivelada, lo que nos permitió acelerar la marcha y llegar al más temido de los tramos, esto es, el que va desde Villacañas hasta Villafranca de los Caballeros…

      …Tuvimos la desafortunada ocasión de presenciar un accidente de coches en el mismo cruce de carreteras de entrada a nuestro pueblo. Una furgoneta arrolló a un coche al no cederle el paso como estaba indicado. Una de las ocupantes parece que resultó algo conmocionada pero después todo pareció indicar que serían daños menores…

     
    Subir ^ www.justorien.es © 2017