Ruta Alpes Franco Italianos 2013

Ampliar fotografías
     

...Esta cita resulta premonitoria de lo que se espera de un Club como el I.C.C. cuya característica es proporcionar a sus miembros experiencias únicas en escenarios novedosos pero marcados por las grandes gestas ciclistas. No en vano, las grandes pruebas (Tour, Giro, Vuelta, etc.) son la fuente del imaginario de todos los practicantes de este duro pero gratificante deporte y surcar sus vías míticas una de las satisfacciones más deseables para cualquier aficionado que esté en condiciones de lograrlo...      

...Sabíamos que llegar hasta los Alpes era un viaje largo y tedioso para quienes no estamos acostumbrados a sobrepasar la barrera de los cien o doscientos kms. en la vida habitual y más si se hace a través de autopistas que, aunque facilitan notablemente el desplazamiento, limitan la contemplación de los lugares y sus gentes y además encarecen los costes con el pago de peajes o “pillajes” como le gustaba decir a Petrosian...      

...Nos despertamos con el ensordecedor ruido de las urracas que buscan alimentos en las instalaciones del camping y sin más dilación tras hacer un primer desayuno en la tradicional infraestructura que Bernard mantiene en perfecto estado, desmontamos el campamento y nos dirigimos hacia Château Queyras tras dejar atrás Sisteron y pasar por Chorges y bordear el inmenso Lac Savines para continuar por Embrun y llegar finalmente hasta Château-Ville-Vielle, en pleno Parc de Queyras y en cuyas inmediaciones nos intalamos en el camping llamado L’Iscle también con suficientes medios para una tranquila acampada...      

...Salimos sobre las 14 horas hacia uno de los primeros colosos del recorrido, el Izoar, situado a 2360 m. de altitud y escenario de grandes gestas ciclistas en el Tour de Francia. Prueba de ello son los monolitos que tienen dedicados dos de los ciclistas míticos de esta prueba, Fausto Coppi y Louison Bobet, quienes se ven homenajeados en el paisaje más asombroso del recorrido, la Case Déserte, un breve pero intenso panorama de una belleza desolada en la que desaparece la vegetación y los muros de los picos se decoran con el aspecto de la arena desértica...      

...Llegados a este punto continuamos en dirección al puerto de Vars pasando por la población del mismo nombre y otras apellidadas con dicho gentilicio hasta alcanzar la cima del mismo situada a 2018 m. de altitud y por el que el Tour de Francia ha pasado en 33 ocasiones. El descenso nos abría paso al valle del Ubaye que desciende hasta la transitada localidad de Jausiers, que no dejó de ser un continuo tránsito de vehículos ante los que resultaba incómodo pedalear...      

...El silencio como nota dominante en estas instalaciones es digno de admirar, como también el respeto al horario nocturno que nos sitúa a los españoles en los últimos en cerrar la barra del bar anexo, considerando que eran las 10 de la noche y predominaba el fin de la jornada por doquier. Esta vez nos despedimos con un recurso afrancesado pero agradable: pedimos un Pastis, la bebida anisada que se mezcla con abundante agua e incluso con glaçons, es decir, cubitos de hielo, para hacer más atractivo su paso en boca dadas las temperaturas de estas fechas y la necesidad de hidratarnos como ciclistas pese al factor alcoholico que conlleva...      

...El nuevo día y tercero en la actividad ciclista amaneció nuevamente espléndido de temperatura y sol radiante, algo inusual en los Alpes y que ha sido una feliz constante en toda la salida. Hacia las 9:30 horas emprendimos la salida en dirección a un nuevo Col que coronar. En este caso el de La Cayolle de 2326 m. de altitud y paso natural entre los Hautes Alpes y los Alpes Maritimos, con acceso al Valle de Ubaye y que atraviesa el Parc National de Mercantour...      

...El Col de la Cayolle está clasificado por la revista “Le Cycle” entre las 30 ascensiones más bellas de Europa porque conserva detalles antiguos con pasos tallados en la roca donde los ciclistas son los reyes, luego sube poco a poco hacia Bayasse antes de abordar seriamente la montaña. Quedan 9 kms. de curvas de lazo al 7% de pendiente y ya sólo se divisan los pastizales y las marmotas, que siguen silbando desde la última vez que pasó el Tour de Francia...      

...Así tomamos unas cervezas en la céntrica calle comercial en un bar llamado “Bouchet” que Bernard se encargó de aderezar con sendos trozos de queso Enmental comprado en Carrrefour. Después iniciamos el tradicional casting de restaurantes a que suele dedicarse el Club hasta dar con la Formule adecuada. Esta vez por 13 euros, en el centro de la plaza en el restaurante L’Univers des Amis, y con un plato de spaguetis a la carbonara seguido de una tabla de quesos franceses como postre o segundo...      

...Desde este pueblo ya recorrido la tarde anterior de paso, se inicia la ascensión a La Bonette-Restefond, como recuerdan los carteles ya desde el inicio de la subida, “la carretera más alta de Europa”, y a pesar de la nada despreciable longitud de la subida durante 24 kms con un desnivel de 1600 m., la cima es accesible porque sus porcentajes de pendiente media son regulares y oscilan entre el 7 y el 9 %...      

...Cuando Just Fontaine se detuvo a 8 kms. de la cima, pudo remojar sus piernas en uno de los torrentes de los ríos que inician por allí su curso. Agua helada que no permite mantener la inmersión mucho tiempo pero que activa la circulación y reanima la musculatura. Pese a ello y tras darle el relevo a Petrosian, que llegó con adelanto sobre los demás, no tardó en llegarle la única pájara que sufrió durante la salida y que tuvo que remediar tirando de barritas energéticas que, afortunadamente, llevaba en el maillot. El paso por la estación de esquí Isola 2000 y por el propio pueblo de Isola puso de manifiesto la importancia de la nieve como recurso en la zona...      

...Tras un breve paseo por la amplia y majestuosa plaza principal de Cuneo, buscamos una pizzería donde celebrar el final de la ruta ciclista. La encontramos en San Gennaro donde nos sirvieron tres pizzas, spaguettis y tiramisú al más puro estilo italiano. Todo perfecto salvo el escandaloso precio de 4,50 euros por cada copa de cerveza...      

...Sobre las 17 horas llegamos a la ciudad de Avignon y nos dirigimos a uno de sus campings, el llamado Pont D’Avingnon, representativo de uno de sus monumentos más afamados y que no tardaríamos en contemplar en directo. Este camping es de gran categoría y dispone de unas instalaciones casi lujosas. Avignon es una ciudad completamente amurallada en cuyo centro se encuentra el famoso Palacio de los Papas, sede de episodios históricos de largo e interesante contenido relacionados con las luchas de poder en el seno de la Iglesia Católica...      

...Durante la cena, en el restaurante La Grille, en el que tomamos Boeuf grillé, frites et salade, como menú preestablecido además de vino francés, nos iluminaban las luces de un carrusel clásico de figuras en madera policromada que sigue haciendo las delicias de los más pequeños y que deja sentir suaves melodías infantiles que no alteran la armonía acústica del entorno y que contrasta necesariamente con el ambiente insufrible de ruidos y músicas inapropiadas que suelen rodear a este tipo de atracciones en nuestro país...      

...Y así, entre historias, anécdotas y otras referencias, fuimos devorando kilómetros en el incansable Kia hasta dar con la llamada de los estómagos y hacer un nuevo alto gastronómico que resultó muy del agrado del I.C.C. Se trata de tomar la primera salida desde Barcelona al entrar para Salou en dirección a Reus y justo en una gasolinera a la salida de la rotonda se encuentra el restaurante “Cuatro Carreteras” que ofrece un menú muy asequible de precio y con ingredientes frescos y de buena calidad. Especialmente son de destacar las piernas de cordero de las que dieron cuenta los ciclistas en un ejercicio gastronómico liberador, que relajó los cuerpos y las mentes y que animó a Malaño a ilustrar sus sentimientos con una de las numerosas coplas que guarda en su repertorio...

Gracias al I.C.C. y sus componentes.      

    Subir ^ www.justorien.es © 2017