Ruta de La Alcarria 1996

Ampliar fotografías
      …Y es que de la estación salimos el día 15 de agosto, aprovechando el día de la Virgen, festivo para quienes trabajan por estas fechas. El destino ferroviario resultó ser finalmente Alcalá de Henares, una vez valorados por el grupo la distancia y la hora disponible para llegar sin agobios al primer punto de la andadura, esto es, Torrelaguna…

      …Como olvidados de las experiencias anteriores y aguzados por el morboso gusanillo de los apetitos que se van despertando con el mucho pedalear y el poco ingerir, saludamos la llegada con un ágape opíparo y devastador para estómagos y bolsilllos: gazpachos, sopa de cardo, cochinillo, fritura de matanza, 7 botellas de Viña Albali, cafés... y las primeras 27.500 pts., del presupuesto colectivo fundidas…

      …Una inesperada tormenta vespertina llevó al grupo al local propiedad de una pastelera viuda y madurona que respondía al nombre de Pepi. Fue el aliciente de la jornada, pues nos trató con esa maternidad que tanto nos gusta cuando nos encontramos fuera, al modo tan recordado del Sr. Poli en Sonseca…

      … La ruta nos fue adentrando en La Alcarria a través de pequeños pueblos como Patones, Uceda, El Cubillo de Uceda, todos ellos cercanos al embalse del Valdentales que forma el río Jarama por esos lares. La carretera fue empeorando en su estado y haciéndose cada vez más sinuosa. Al pasar por el pueblecito de Torrebeleña hicimos un alto para reponer fuerzas y, de nuevo, hubo quien pretendió comerse un melón de una sentada así como probar todo el cerdo disponible en el bar donde nos atendían…

      …Tras este paso por Cogolludo, nos dirigimos a Jadraque pasando por Espinosa de Henares. El último tramo de este recorrido presidido por el imponente "Castillo del Cid" que deja ver toda su monumentalidad en bastanters kilómetros a la redonda y constituye el símbolo indiscutible de esta población. Justo por donde entrábamos nos topamos el Hostal "Cuatro Caminos", lugar concertado para nuestro alojamiento que se encontraba en una encrucijada de caminos aunque cerca del parque y del resto del pueblo…

      …También fue curiosa la descripción que nos hizo César, en un momento de la convivencia, del contenido del botiquín, que como buen prfesional sanitario, llevaba a bordo para cubrir cualquier emergencia. Ahí queda reflejado: Aspirina y panadol, Antihistamínico, Yodo, Antiinflamatorio (Voltarén 50), Nolotil, Primperán inyectable para los vómitos, Urbasón, Furacín, Termómetro, Tijeras, Gasas, Venda, Esparadrapo, Guantes y Bolsa de puntos de sutura…

      …Nos desayunábamos en un bar al tiempo que los últimos marchosos regresaban de hacer la noche en algunas de las localidades cercanas. Partimos en dirección a Sigüenza que era el primer gran punto de interés de la etapa y ojalá hubiese sido el final de la misma. Pasamos por Bujaralao y Matillas y llegamos a Mandayona, término al que habríamos de regresar necesariamente por la misma ruta para poder acceder al destino final de etapa…

      …Nos despedidos de Sigüenza con el amargo sabor de no poderla disfrutar en mayor profundidad y tiempo, pero los planes no hacían asequible una modificación del itinerario. Así dejamos atrás la panorámica de lo que no en vano está declarado conjunto artístico-histórico-monumental y seguimos en sentido contrario la carretera de Mandayona ahora con la pendiente favorable aunque con el calor cada vez más agobiante…

      …Pasadas comida - en la que pudimos saludar a un paisano que trabajaba de forestal por esos pagos - y siesta, el grupo de excursionistas montaron su estrategia para acceder a Brihuega lo antes posible. Todo fue inútil. Ni la disposición erótico-seductora de algunos, ni el engaño del ocultamiento de otros para facilitar el número, etc., sirvieron para ver culminado el propósito mientras los del otro grupo contemplaban su desesperación degustando sendas cervezas frescas y entonaban coplas al efecto…

      …Los del río marcharon tranquilamente por las sendas cercanas hasta un lugar en el que podían bañarse. Ciertamente encontraron a escasos kilómetros varios meandros con remansos que invitaban a ello, pero la frialdad de las aguas así como la falta de toallas y ropas dejaron el intento en una agradable inmersión de piernas que revitalizó la circulación de la sangre produciendo una grata sensación de alivio al cansancio del pedaleo…

      …Así, una vez asesorados por los lugareños sobre las carreteras más adecuadas a seguir hacia Guadalajara, nos adentramos por pequeñas vías rurales de escaso tráfico, calzada en buen estado aunque ásperas y parajes cinegético con terreno de falsos llanos y breves ondulaciones. Atravesamos Lupiana, Centenera, - donde amablemente nos ofrecieron agua en un chalet, - después Iriepal hasta llegar a la capital de la provincia que tuvimos que recorrer profusamente para dar con la estación no sin antes haber contemplado sobre la marcha el palacio de los Duques del Infantado, pieza arquitectónica emblemática de esta ciudad…

     
    Subir ^ www.justorien.es © 2017