EDUCATIVOS

La educación es una de las tareas más complicadas que le toca resolver a los miembros de nuestra sociedad. En la relación que se establece entre las personas se hace obligatorio conjugar el principio de placer y el de la realidad. Es preciso que los individuos satisfagan necesidades, gustos y motivaciones a la vez que tienen que aceptar la existencia de barreras que han de serles explicadas y razonadas.

El profesor ya no es ni el sabio al que admiraba toda la sociedad, ni su trabajo se debe limitar a impartir lecciones magistrales a los niños y adolescentes. Ahora se le pide que dé las clases de forma interactiva, sepa resolver conflictos, utilice ordenadores en el aula, eduque en valores y enseñe a los niños a aprender por sí solos y a discernir entre los conocimientos poco fiables que pueden encontrar en Internet de los realmente solventes.

Una tarea amplísima para la que estos profesionales necesitan una formación inicial muy distinta a la que se les ha dado hasta ahora y una formación continua que les permita estar siempre al día sobre las novedades en astronomía, sanidad o genética. Los cambios sociales de las últimas dos décadas han revolucionado la sociedad del conocimiento y, con ello, los planteamientos en los que estaba basada la educación.

    Subir ^ www.justorien.es © 2017