Ruta de los Montes 1985

Ampliar fotografías
      …Prodújose la salida de esta nueva ruta hacia las nueve horas de la mañana del referido día, desde el hasta entonces habitual y “discreto” escenario de la Plaza de España, esta vez remozada con sugestivas y arabescas vías comerciales distribuidas como arterias urbanas, síntoma inequívoco de un floreciente progreso…

      …Parece ser que Emilio, confiado en sus reservas lípidas y otras, acudió a esta primera etapa con un triste café en su estómago y sin apenas cena el día anterior. Las consecuencias no se hicieron esperar y le sobrevino una lipotimia leve que se le agravó al ver “doble” a Reguillo, dado que, según sus palabras, “si un Reguillo es un trago, ver dos es algo inaguantable”. Por fortuna se repuso de ello con rapidez tras la llegada a Los Yébenes y la ingestión de fruta, agua y una buena ración de venado…

      …Nueve kilómetros más y llegada a Sonseca donde nos esperaba el Sr. Poli y su mesón “La Perdiz”. Con la frase “qué bueno es usted Sr. Poli”, repetida una y otra vez por Reguillo quería agradecer las múltiples atenciones y pruebas de afecto del mencionado señor que hasta le regaló un trapo con jirones para limpiar la bici a nuestro carismático compañero…

      …Nos levantamos a las 8’30 de la mañana pensando en una dura etapa en la que nos esperaba el Puerto del Milagro, por lo que solicitamos del Sr. Poli un buen desayuno a base de huevos, tostadas, leche y miel. Con las suficientes reservas energéticas emprendimos el pedaleo y tras pasar por Cuerva llegamos a Ventas con Peña Aguilera en donde se produjeron dos situaciones destacables…

      …Por otro lado y cuando estábamos saliendo del pueblo, contemplamos en una de las paredes de las últimas casas del mismo una pintada con el texto: “Viva el loco y sus amigos”, que provocó una reacción mental en cadena en todos los miembros de la expedición de tal manera que ya no pudo desaparecer de nuestra conciencia y que se evocaba permanentemente tras cualquier situación posterior. Esta frase no solo trajo cola en su momento, sino que decidimos adoptarla como mensaje que diera cierta identidad a nuestro grupo aventurero, en el que todos, de alguna manera, éramos locos y amigos…

      …Los esquemas empezaban a tambalearse y sólo Juanito se aferraba a la fruta como tabla de salvación. Todo ello además dentro del marco de un chamizo de cañas y con cajones y otras artesanales piezas por muebles. Para completarlo todo, un botijo con agua fresca de la sierra, ¿se puede pedir más?...

      …Nos esperaba la pensión Cagancho en el centro de la localidad y tras tomar una ducha y unas cervezas en añoranza de las del Sr. Poli, repusimos fuerzas y sesteamos hasta media tarde en que emprendimos las actividades de reposo del cuerpo y de trabajo de la vista en la plaza del pueblo. Además se amenizó la estancia con el encuentro con una figura popular de Alcázar, Antonio Aranda, maestro, constructor y dirigente futbolero que se encontraba desterrado por ese su lugar de origen…

      …La jornada tercera se inició con el presentimiento de que nos esperaba una de las etapas más duras del recorrido pero, a la vez, una de las más bonitas. El paso inicial por El Robledo nos ofreció la posibilidad de contemplar algo insólito en nuestra tierra: un río con su agua corriente. Poco a poco nos fuimos adentrando en la sierra y antes de llegar a Alcoba de los Montes, contemplamos en la distancia la finca de Cabañeros, cuyo recuerdo hizo despertar en más de uno el deseo de tararear la célebre jota del grupo Noviembre,…

      …El destino hacia Piedrabuena quedaba enfilado por una carretera directa que unía ambos pueblos. Fue uno de los paisajes más bellos del viaje, con continuas estribaciones serranas, pinares, eucaliptos y alguna que otra finca de recreo de las que sólo con su contemplación ya disfrutas…

      …Relajados, limpios y frescos volvimos al pueblo para recorrerlo y cenar. Aquí el menú ya fue salvaje: boquerones en vinagre, salchichas, jarretes, etc., eso sí, dentro de un marco de una terraza al aire libre y con música que propició la salida a la pista de baile de quienes no pudieron reprimir sus deseos de ligar…

    Subir ^ www.justorien.es © 2017