Semblanza de Alba Reguillo

Alba en una de sus primeras experiencias alpinistas.
En plena acción
Exhibiendo uno de sus primeros trofeos.
Antes de comenzar la fase de natación en otro triatlón.
Corriendo en uno de los senderos cercanos a los humedales de Alcázar de San Juan
Pregonera de la Feria y Fiestas de Alcázar en 2017.
Junto los demás participantes en la Mesa Redonda organizada por el I.E.S "Miguel de Cervantes" de Alcázar de San Juan
     

Se trata de la primera deportista y mujer que viene a formar parte de esta sección de mi web. Resulta difícil en este tiempo, y más tratándose de deportes de los considerados minoritarios en ingresos, publicidad y cifras televisivas, escoger entre nuestras primeras deportistas de origen alcazareño, Alba nació en Alcázar de San juan en 1981, a las más representativas que vengan a compensar mi particular escaparate de figuras, que tiene en el fútbol su primera referencia pero que poco a poco se ha ido abriendo al resto de modalidades en las que sus protagonistas han adquirido un peso singular.      

Si dejamos a un lado a algunas que podríamos considerar casi pioneras, como la atleta Mª Jesús Ortega o la nadadora Arancha Muela, que en su momento fueron las más destacadas en sus especialidades, actualmente el elenco ha subido de forma progresiva para bien del deporte y orgullo de la población que lo promociona y tutela. Así podemos decir que hoy destacan jugadoras de baloncesto como Vicky Robles y Estela Rubio, de balonmano como Beatriz Escribano o triatletas como Alba Reguillo.      

Me he decantado en esta sección por Alba Reguillo, no solo por mi particular cercanía y afecto hacia ella, sino porque creo que el cómputo objetivo de sus logros la hacen merecedora, al menos por el momento, de ser la deportista más laureada de las nacidas y formadas en nuestra población, de la que no ha tenido que ausentarse más que para cursar estudios o asistir a competiciones.      

Basta observar el morfotipo de Alba para darse cuenta de que su musculatura es pura fibra. Pero no solo heredada por una genética favorable, sino por el cincel del tesón y el sacrificio durante muchos años de dedicación. Alba es de las que no han creído en la suerte pero sí en el trabajo y la constancia. Seguramente es la primera en su familia que destaca en este ámbito, dado que sus progenitores y su peculiar abuelo materno, Leovigildo Moreno, si algunos músculos ejercitaron fueron los de las cuerdas vocales para vocear el género en sus puestos del mercado alcazareño. De todos modos, Alba siempre ha tenido en la figura de su madre una musa inspiradora que le ha transmitido una energía inefable a la hora de afrontar sus retos más exigentes y así la sigue considerando.      

Porque al igual que sus músculos, su carácter se ha ido modelando desde una introversión infantil evidente hasta desarrollar una capacidad de conectar socialmente con un amplio conjunto de personas que la consideran abierta, sociable y muy comunicativa. Solo hay que recordar su histórico pregón en la Feria de 2017, en el que puso a bailar a casi toda la corporación municipal y buena parte del público congregado en la plaza. Todo ello gracias al deporte como banco de pruebas, como taller que abrió en sus primeras carreras espontáneas en los juegos de la calle Castelar hasta los recorridos más exigentes en las pruebas de gran fondo en lugares remotos del planeta.      

Alba estudió en el Colegio de Nuestra Sra. De la Trinidad, seguramente por cercanía al domicilio familiar y allí fue sentando las bases académicas y las expectativas hacia las que encaminaría sus estudios superiores, que no fueron otros que la licenciatura en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, cursada en la Universidad de Alcalá de Henares, como colofón a una vocación que se iba consolidando para su ocio y también para su profesión. Ese tronco formativo básico en todo lo relacionado con el deporte lo fue completando con cursos más específicos como el de Técnico en Montaña en 2007, pues en sus inicios la inclinación hacia el mundo del montañismo era evidente, formando parte del Club de Alpinismo SADEN con el que logró coronar el Aconcagua (6.963 m. de altura) y el Kilimanjaro (5.895 m.) así como convertirse en corredora de Raid de Aventura y Trailrunner.      

Antes de esa etapa como alpinista también había descubierto otra de sus capacidades en relación con el agua convirtiéndose en una aceptable nadadora, requisito que le daría opción para ir configurando su perfil competitivo en una de las modalidades entonces emergentes pero que poco a poco se ha ido consolidando en todos los órdenes, el triatlón. Alba fue descubriendo que sus características le permitían afrontar este tipo de pruebas en las que hay que desarrollar tres disciplinas básicas como son correr, nadar y pedalear, pero sobre todo, disponer de una capacidad de resistencia y fortaleza mental que está al alcance de una minoría.      

Su debut en el triatlón se produjo en el 2013, (en el triatlón de su pueblo, en el que dos años después ganaría siendo la primera mujer alcazareña en hacerlo) y a partir de ahí ha conseguido como éxitos más destacados ser Subcampeona de España individual y oro por equipos (Saltoki Trikideak) de triatlón de larga distancia en 2019, justo una semana después de fallecer su madre. Ser la segunda mujer Española en Finalizar un Ultraman ( 12 km a nado, 415 km de bici y 85 km en carrera a pie) quedando 4ª de la general a tan sólo 20 minutos del pódium masculino. Única participante de la historia femenina en Castilla La Mancha en participar en el Mundial Ironman de Hawai en 2017, siendo además la mejor española, y también ha ganado triatlones tan prestigiosos como Desafio Doñana (en el que fue nombrada Madrina de la prueba) o Posadas.      

Alba también lleva varios años dedicándose a las carreras de montaña, donde desde su todavía novata trayectoria ha conseguido resultados tan destacados como ganar en el 2018 el campeonato de España de Snowrunning, hacer top 9 en el ultra de ese mismo año. A día de hoy es de las deportistas más completas a nivel nacional ya que ha hecho top 10 en diferentes disciplinas deportivas en el más alto nivel (snowrunning, ultra de montaña, Duatlón (Corta y media distancia), triatlón (medio y larga distancia). Además forma parte de la selección de Castilla la mancha en las disciplinas de cross, triatlón, montaña (en todas sus modelidades de trailrunner), y en sus inicios en natación.      

En resumen, se podría decir que Alba es una triatleta de gran fondo que también prueba en otras disciplinas, pero si algo la convierte en diferente es su espíritu competitivo y su carácter luchador que la impulsa a no rendirse nunca. Y todo ello sin dejarse de acompañar del otro conjunto de factores que completan adecuadamente su preparación y le ayudan a mejorar sus registros, como son una correcta alimentación, en la que priman las frutas, verduras y legumbres, se prescinde de azúcares refinados y alimentos procesados, bajo la supervisión de un nutricionista. Después, las sesiones de fisioterapia, para ayudar a su organismo a lograr una adecuada recuperación tras los esfuerzos y el necesario descanso, que también forma parte activa de todo entrenamiento bien planificado.      

Como profesional de la Actividad Física y el Deporte, dirige un centro deportivo y de salud en Alcázar de San Juan llamado Global Center, en el que trata de inculcar hábitos de vida saludable, sabiendo que las personas que cuentan con una buena base deportiva es difícil que caigan en adicciones o en el sedentarismo, con los consiguientes beneficios para ellos y para la propia sociedad. Por eso también confía en la educación de los más pequeños como cimientos para alcanzar buenos hábitos perdurables durante la vida y está convencida de que es mejor fomentar la variedad polideportiva, los juegos básicos y la expresión corporal antes que someterlos a la rigidez y reglamentación de los deportes mayoritarios y convencionales.      

Pese al parón de la pandemia del coronavirus, que ha trastocado los planes de todas las personas y por supuesto a los atletas, que han visto sus expectativas mermadas por la falta de competiciones y retos, Alba sigue en la brecha y deseosa de seguir aumentando su brillante palmarés aprovechando una madurez que le permite afrontar pruebas exigentes con menor energía pero con la inestimable experiencia y saber hacer que otorga el paso del tiempo bien aprovechado. Así lo esperamos y la seguiremos teniendo como una alcazareña de primera.      

Justo López Carreño
Julio de 2021
    Subir ^ www.justorien.es © 2021