Los comienzos

En el campo de Educación y Descanso de Alcázar, entre mi prima Pilar y mi padre vestido de futbolista antes del comienzo de un partido de la temporada 1956-57.
Entre Jovito y mi padre antes de otro partido del Alcázar C.F. durante la temporada 1957-58.
Sentado sobre un balón de reglamento de aquella época final de los Años 50 en el campo de Educación y Descanso de Alcázar de San Juan.
      Cuando uno es hijo de un futbolista profesional en una época en la que el deporte apenas era una práctica desligada de los hábitos educativos y saludables del común de la población, y se limitaba a llenar un ocio dominguero para expansión de las masas que carecían de otros espectáculos en directo, resulta casi obligado haber recibido, no sólo en la posible dotación genética, sino en los primeros influjos ambientales, la predisposición a la práctica, el juego y la afición por el balón.

      Como muestran algunas de las fotos más tempranas de mis primeros pasos, el contacto con el juego en directo se produjo en aquellos años de fundación del Alcázar C. F. Quizá sería 1956 cuando mi padre, acuclillado a mi lado en una de las imágenes, se disponía a comenzar uno de los partidos en el viejo campo de Educación y Descanso que, como era costumbre, estaba lleno a rebosar a pesar de no contar con gradas ni tribuna. Al otro lado de dicha imagen aparece mi prima Pilar, a quien seguramente le encargarían mi custodia ese rato. Yo debía contar con apenas dos años de edad y la propia imagen delata que aún estaba titubeante mi estabilidad cuando pisé ese terreno de juego.

      En otra instantánea de entonces, se me puede ver entre Jovito y mi padre, flanqueándome, también acuclillados y sonrientes en contraposición a mi semblante serio y solemne, como si ya diera una importancia suprema a ese ceremonial insólito para un crío, pero que lo marcará definitivamente como persona. Nuevamente me llama la atención la cantidad de espectadores que se ven como fondo de la fotografía así como la imagen de las “casas nuevas” (Barriada Hermanos Laguna) con numerosas ventanas abiertas y pobladas, a modo de improvisados palcos gratuitos.

    Subir ^ www.justorien.es © 2017